La nube y la conexión móvil 3G en España

Cloud computing por Sam Johnston

Ya está aquí la nube, término acuñado a partir del Cloud Computing y que constituye un nuevo modelo de servicios online. Los usuarios tendemos cada vez más a almacenar nuestros datos en la nube, es decir, en un servidor externo disponible 24 horas al día para acceder y/o compartir dichos datos. Además el uso de aplicaciones en la nube está creciendo a un ritmo bastante acelerado, lo que ha hecho que el termino “nube” nos resulte ya bastante familiar. Para verlo de forma más sencilla:

Una de las principales ventajas de la nube es el poder compartir esos datos con quien queramos, sobre todo a través de las redes sociales que ya integran el acceso a muchísimos de estos servicios online. Hoy en día no es raro que un usuario suba sus documentos a Dropbox, Picasa, Google Docs, Flickr o similares, y es algo que me parece fantástico, sin olvidar de que siempre dependemos de una conexión a Internet.

Y a esa conexión de Internet es a donde quería llegar. Cada vez usamos más estos servicios desde nuestros dispositivos móviles, ya sea un smartphone, tablet, portátil 3G o similar, y podemos comprobar que actualmente el acceso a Internet a través de la red 3G/UMTS no es todo lo rápido o estable que nos gustaría.

El acceso a los servicios en la nube está muy limitado en lo que se refiere al acceso a estos desde dispositivos móviles 3G, ya que la dependemos de la cobertura para tener una velocidad adecuada y una cierta estabilidad en la señal. Hay aplicaciones que requieren un ancho de banda mínimo para poder funcionar correctamente, como serían aplicaciones que permiten el uso de telefonía VoIP como Skype, Fring o X-Lite.

Imaginad que estamos teniendo una conversación importante vía Skype y de repente perdemos la cobertura 3G, quedándonos sólo la GPRS, la cual no es capaz de soportar adecuadamente una conversación mediante VoIP. Esto ocurre con otras tantas aplicaciones y servicios. En este estudio realizado por Bandaancha podemos comprobar las velocidades medias de descarga por operador y la latencia en las principales ciudades españolas:

Velocidad media
Latencia 3G en España
Latencia

Como podéis comprobar la velocidad media de descarga es mucho menor que la de una línea fija con ADSL, lógicamente, y la latencia es mucho mayor. Esto es algo normal ya que digamos que la tenología 3G es relativamente nueva, ya que las primeras licencias para la tecnología UMTS/3G en España se asignaron en el año 2000, y desde entonces el uso del 3G ha ido incrementándose a una velocidad de vértigo.

Conforme se ha incrementado este uso del 3G se ha ido incrementando la oferta de servicios en la nube, ya que lógicamente ante un mercado que se abre las empresas reaccionan entrando a saco. Entre esos servicios tenemos algunos muy conocidos como Spotify, que permite escuchar millones de canciones por 9.99 euros al mes sin restricciones. También existe una versión gratuita y otra más barata, pero no vienen al caso ya que no permiten acceso a Spotify desde nuestro dispositivo móvil mediante 3G.

Otro servicio que, aunque aún no está disponible, se basa en la nube es iCloud de Apple. Este servicio nos permitirá también acceder a nuestro catálogo de música en iTunes, además de al catálogo completo en la iTunes Store, previo pago de 24.99 dólares (y supones que euros). Además nos permitirá tener en la nube fotos, contactos, aplicaciones y documentos, pudiendo siempre acceder a ellos desde diferentes dispositivos. Si por ejemplo modificamos un contacto en nuestro ordenador, iCloud enviará a tu iPhone dicha modificación al momento, entre otras cosas.

Todas estas funciones son geniales, desde mi punto de vista, pero hay algo que tenemos que tener en cuenta como es el elevado consumo de datos que se produce. ¿Realmente podemos escuchar toda la música que queramos en nuestro móvil mediante conexión 3G? La respuesta es sencilla, no.

Hoy en día la banda ancha móvil es España sigue siendo relativamente cara, y digo relativamente porque sí que existen tarifas de bajo coste, pero están ligadas a ciertas restricciones, siendo la principal de ella la limitación de cantidad en el tráfico de datos. La mayoría de las tarifas planas están ligadas a una cantidad de datos determinada en el contrato y una vez superada esta o bien se baja la velocidad de navegación o se paga extra. En este enlace podéis ver una comparativa del precio de la banda ancha móvil en España publicada por Bandaancha.

Como podéis ver, a no ser que estemos dispuestos a gastarnos una cantidad alta de dinero, nos resultaría muy difícil poder disfrutar al 100% de todos los servicios en la nube que nos puedan interesar. Pondré un ejemplo sencillo, tomando como base Spotify, un servicio de música online mediante streaming. Con tan sólo este servicio es fácil llegar al máximo de datos que tengamos contratado, sobre todo teniendo en cuenta que como media una canción de 3 minutos y medio puede ocupar 5 Mb. Haciendo cuentas y tomando como ejemplo una tarifa plana de datos de 500 Mb, deducimos que sólo podremos escuchar 100 canciones al mes. Y para las tarifas planas que no tienen límite de datos, pero bajan la velocidad, habría que tener en cuenta que la bajada suele ser a 128 kbps, mientras que Spotify recomienda una velocidad mínima para funcionar de 256 kbps según su web.

Y eso sin tener en cuenta el consumo adicional de datos, como sería la navegación web, email, programas de mensajería, etc. Imaginaos pues lo que ocurre con el resto de servicios en la nube, prácticamente lo mismo. Actualmente estamos muy limitados en lo referente a conexiones desde el móvil mediante 3G, ya que nos venden muchos servicios online basados en la nube, pero realmente luego no seremos capaces de disfrutarlos completamente.

Esperemos que las operadoras inviertan en infraestructuras y que la CMT permita asignar nuevas licencias UMTS para que así el mercado de las conexiones móviles siga evolucionando y podamos disfrutar de todos estos maravillosos servicios en la nube, y de los que están por venir.

Comenta algo