23 consejos para mejorar la velocidad de tu Mac

mac-lento-solucion-truco

En muchas ocasiones, nuestro Mac puede volverse bastante lento por diversos motivos. Sin embargo, en la mayoría de situaciones suele haber remedio fácil para mejorar la velocidad de nuestro sistema. Si notas que tienes un Mac lento, estos consejos te ayudarán a mejorar la rapidez y el rendimiento del sistema.

En muchos casos, el mal funcionamiento o la lentitud de nuestro ordenado puede deberse al factor hardware, es decir, falta de RAM, equipo muy antiguo con un sistema muy nuevo y poca potencia, etc. Eso sí, antes de empezar a mirar precios de discos SSD, ampliaciones de memoria, etc., os recomiendo que probéis todos estos puntos. Seguro que algo os ayudan.

23 formas de mejorar la velocidad de un Mac lento

1. Deja en el arranque del sistema sólo las aplicaciones necesarias. Ve a Preferencias del sistema > Usuarios y grupos > Clic en tu usuario > Pestaña arranque. Selecciona las aplicaciones que no necesitas que se abran al arrancar el ordenador y presiona el símbolo menos.

2. Elimina elementos que no sean necesarios de las siguientes carpetas: /Librería/LaunchAgents y ~/Librería/LaunchAgents (el símbolo ~ se refiere al directorio de nuestro usuario). Lo más fácil es ir al menú superior de Finder y seleccionar Ir > Ir a la carpeta… Ahí mismo podemos introducir la ruta anterior.

3. Elimina cualquier elemento no necesario de la carpeta /Librería/StartupItems/ (procedemos igual que antes).

4. Échale un vistazo a los widgets que uses en el Dashboard. Elimina y desinstala los que no uses o no consideres necesarios.

5. Abre el Monitor de Actividad, selecciona «Mis procesos» en la lista desplegable superior del menú y haz clic sobre la barra «%CPU» para ordenar de mayor a menor los valores. De esta forma verás qué aplicaciones consumen más recursos para eliminarlas, buscar alternativas o ver si están funcionando correctamente.

6. En la misma ventana del Monitor de Actividad, ve a la pestaña»Memoria del sistema» en el menú inferior. Échale un ojo al valor de «Paginación (salidas)». Si ese valor es superior a 1 GB, puede que sea necesario que le pongamos más memoria RAM al Mac. Eso sí, hay que tener en cuenta que este valor se acumula desde que arranca el ordenador, así que lo ideal es que reinicies y empieces a trabajar de forma normal. Si después de un tiempo usando el ordenador con vuestras aplicaciones habituales este valor es superior a 1 GB, es probable que necesitéis invertir en memoria RAM.

7. Si tienes algún antivirus funcionando. Desinstálalo. No sirven para nada. Hay varias teorías sobre esto. Aquí tienes una buena explicación en inglés, y aquí otra explicando cuál es el sentido de tener un antivirus en Mac.

8. Instala ClickToFlash para Safari, Flashblock para Firefox o Chrome para controlar qué contenido Flash mostramos. Esta es una de las soluciones que mejor rendimiento me está dando en Chrome. Por defecto, los contenidos en Flash no se cargan, pero aparece un icono sobre cada uno de ellos para que lo activemos al pulsar sobre él. Rápido y eficaz.

9. Comprueba la versión de Flash que tienes y asegúrate de que es la última.

10. Activa el reproductor de vídeo en HTML5 de Youtube. Aunque aún está en fase beta, su funcionamiento es más o menos correcto.

11. Instala un bloqueador de anuncios como GlimmerBlocker. Más efectivo que los bloqueadores que suelen integrarse en el navegador. Es menos intrusivo y bloquea el contenido antes de que llegue a nuestro navegador. De esta forma mejorar el rendimiento del mismo al cargar páginas web.

12. Comprueba si tus DNS son las más adecuadas. Puedes usar las de Google o las de OpenDNS, aunque te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo en el que explico más detalladamente cómo averiguar cuáles son las más recomendadas para nuestra conexión.

13. Es importante tener una cantidad de espacio libre en el disco duro adecuada. Cuanta más, mejor. Intenta que nunca esté por debajo del 10% de la capacidad total de tu disco.

14. Desactiva o elimina las fuentes que no sean necesarias usando la aplicación Catálogo Tipográfico, que viene incluida en la carpeta aplicaciones de nuestro sistema.

15. Apaga el Bluetooth o la conexión WiFi mientras no estén en usa. Esto dependerá del uso que le demos a cada conexión. Aunque  supongo que la mayoría de nosotros dejaremos el WiFi siempre encendido.

16. Desactiva los efectos del Dock. Ve a Preferencias del Sistema > Dock y elige “Efecto a escala” en “Minimizar ventanas usando:”. Desmarca la opción “Apertura de aplicaciones animada”.

17. Asegúrate de que tienes activo el Firewall: Preferencias del sistema > Seguridad y Privacidad.

18. Desmarca la opción ‘Abrir archivos “seguros” al descargarlos’ en Safari > Preferencias > General.

19. Desmarca la opción “Permitir Java” en Safari > Preferencias > Seguridad. Déjala desmarcada hasta que visites un sitio que conozcas y sea de confianza. Luego la vuelves a marcar cuando visites ese sitio. Entiendo que esto puede ser algo tedioso, pero en fin, no está de más saberlo.

20. Mucho ojo con las aplicaciones que instalamos. Hay que intentar siempre que hayan llegado a nuestro ordenador desde una fuente conocida. Si no tenemos mucho información sobre lo qué hace una aplicación o sobre las opciones que nos muestra, siempre nos quedará Google para preguntarle.

21. No permitas que nadie desconocido o poco conocido instale nada en tu ordenador. Quizá esto sea algo excesivo, pero hay casos en los que un amigo “que sabe de los ordenadores esos de la manzanita” va a instalarte algo y acaba tocando donde no debería, con tu clave de administrador. Luego termina uno en la tienda Mac pagando una bonita factura.

22. Mantén tu sistema al día. Descarga e instala las actualizaciones que vayan saliendo, tanto para la versión de OS X que tengas como para las aplicaciones instaladas. Lo más fácil es hacer clic sobre la manzana que hay arriba a la izquierda y pulsar sobre «Actualizaciones del sistema».

23. Comprueba todo estos pasos en las demás cuentas de usuario que tengas en el sistema. Elimina aquellas que no uses.

Nota: todas las rutas y nombres de apartados del sistema se han tomado para un Mac con Lion. Para otras versiones, puede que cambien algunas rutas, pero viene a ser más o menos lo mismo.

Probablemente, algunos de esos consejos os parecerán una tontería o que por si solos no nos ayudarán mucho, pero seguro que si los ponéis en práctica notaréis mejora en vuestro Mac, en la mayoría de casos. No dudéis en comentar o sugerir alguna otra mejora o consejo que pueda ayudar al rendimiento de OS X.

Y si después de todo esto, vuestro ordenador sigue siendo lento, os recomiendo plantearos sustituir el disco duro por un disco SSD. En este artículo podréis ver detalladamente el proceso.

Visto en MacRumors

Comenta algo