4 formas de mejorar tu privacidad en internet

google-chrome-mejorar-privacidad

Cada día nos preocupamos más por lo que internet sabe de nosotros. Quizá hoy dejes un mensaje en un foro hablando de lo que te gustaría cambiar de empresa porque la tuya te repugna. Y quizá un compañero de trabajo localice por casualidad tu email en tu perfil de usuario… ¡bingo! Al jefe directo y uno menos con quien competir.

Aunque es un ejemplo tonto, cada vez dejamos más datos en la red de redes: nuestro teléfono móvil en anuncios clasificados, nombre y apellidos en cualquier registro o dirección de email en foros, comentarios en blogs, etc. Cada vez es más fácil encontrar información sobre nosotros, ya sea para enviarnos emails para ofrecernos productos milagrosos o para ser vendidos a empresas de terceros que pagarán un buen pico por poder llamarte para ofrecerte sus servicios.

Lo que podemos hacer es tener mucho más cuidado con la privacidad y con los sitios en los que dejamos nuestros datos. Para ayudarte a conseguir pasar algo más desapercibido por la red, vamos a ver unos cuantos trucos (o consejos) sobre privacidad:

Cuentas de email anónimas

Sé que la mayoría de vosotros no sois de esos de tener 30 cuentas de email diferentes, así que ahí van unos consejos básicos:

– Usa cuentas personales sólo para temas personales. No las uses para suscripciones a concursos, servicios web, etc. Consigue una cuenta de email para estos propósitos y no aportes tus datos verdaderos.

Puedes tener tu cuenta “oficial” [email protected] y otra del tipo [email protected] con nombre ficticio. Nunca la uses para temas personales ni profesionales. Déjala para inscribirte en páginas que no suelas usar mucho o que no te inspiren confianza. Por si no lo sabías, con tan solo una cuenta de Gmail puedes conseguir muchas más, échale un ojo a este artículo para saber cómo.

Usa direcciones de email temporales. Cuando necesites dar tu email de manera puntual, como cuando descargamos alguna aplicación gratuita y se requiere, puedes usar cuentas de mail temporales, que se sacan en un segundo y redireccionan el correo entrante a tu dirección de email real. De esta forma, puedes usar estas direcciones como “cortafuegos” y evitar que te fundan la bandeja de entrada con SPAM. Aquí tenéis un listado de servicios de email temporal.

Dando el teléfono por internet

Normalmente, no solemos tener varios números de teléfono móvil. Esto es un problema cuando andamos por la red poniendo anuncios en foros, páginas de anuncios o similares. Al final, una búsqueda en Google y unos minutos uniendo cabos darán a conocer mucho sobre nosotros. Para estos temas, podéis usar un teléfono virtual como el que ofrece FonYou, que os hará también de cortafuegos y podéis usarlo anónimamente. Aquí os explico de qué va eso de FonYou y cómo funciona.

“Me gusta” y “me hago fan”

Facebook es otro gran ojo que todo lo ve. Somos muchos los que tenemos cuenta en esta red social, en la que compartimos fotos, datos, vídeos y comentarios de todo tipo. Una recomendación básica es crear una nueva cuenta de Facebook para usarla en promociones y otros actos en esta red que no creamos relevantes.

Es decir, si queréis participar en el sorteo de un trozo de madera de la casa de vuestro artista favorito, hacedlo con otra cuenta y así evitaréis exponeros. Aunque si de verdad queréis interactuar con una fanpage o similar, la cuenta personal es la mejor opción. Eso sí, cuando uno se acostumbra a usar dos cuentas, acabas teniendo al sensación de que dejas menos rastro y menos datos en Facebook, ya que al final son ellos los que más provecho sacan.

Sobra decir que este consejo es aplicable a cualquier otra red social.

Navegando con privacidad

Los navegadores que tenemos instalados en nuestro ordenador son, por defecto, unos traidores. Por suerte, con unos sencillo ajustes podéis mejorar vuestra privacidad en Google Chrome o en Mozilla Firefox.

Y poco más, espero que estos sencillos consejos os sirvan de algo y os sintáis algo menos espiados de ahora en adelante.

Comenta algo