Manual antiengaños de la publicidad online «for dummies»

publicidad-descargar
¿Estás harto de no saber qué botón «descargar» pulsar para descargarte ese archivo que llevas 2 horas buscando? ¿Tu barra de herramientas es tan grande que no te deja ver más de dos líneas de texto en tu navegador de Internet? ¿Ves más anuncios cuando nevagas que en un intermedio de Telecinco? ¿Te llegan mensajes al móvil que hacen engordar tu factura día a día?

Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, sigue leyendo, porque puede que encuentres la solución a tus problemas. La publicidad online en sitios de descargas gratuitas o de streaming se convierte en fuente importante de ingresos de estas webs, con lo que cada vez encontramos anuncios más agresivos, intrusivos y con más mala leche. Veamos algunos tipos de anuncios u otra formas diferentes de engatusar al usuario y cómo podemos intentar evitarlas.

1. Hijo, no sé qué botón pulsar

Este primer caso es uno de los más comunes. El usuario llega a una web que promete descarga gratuita e instantánea de algo y se encuentra con cosas como estas:

Ejemplo 1

elite-torrent-publicidad

Ejemplo 2

La siguiente, más confusa aún:

pelicula-no-saber-descargar

Para un usuario con cierta experiencia, esto no suele ser problema, ya que distingue cuál es el enlace correcto y cuál te lleva a publicidad. Analicemos ambos casos:

Caso 1: La web confunde al usuario usando un estilo para la publicidad idéntico al de los botones reales para descargar.

Caso 2: Este sitio se basa en la distracción del usuario. Ofrece el enlace real, además de otros 3 enlaces a publicidad. El botón correcto sería el número 3. Los anuncios 2 y 4 son algo más fáciles de descubrir, pero el anuncio número 1 engaña a muchísimos usuarios, ya que piensan que haciendo clic ahí podrá ver o descargar la película.

Consejo

Lo ideal es saber a dónde nos llevará ese botón cuando hagamos clic. Para ello activamos la barra de estado de nuestro navegador. En algunos viene activa por defecto y en otros se activa en las opciones «Ver-> Activar barra de estado» (En Mozilla Firefox no existe ya la barra en si, pero se muestra automáticamente como en la siguiente imagen). Nos queda algo así:

barra-de-estado

La barra de estado es la que aparece en la parte de abajo de la ventana del navegador. En ella podemos ver información interesante, como a qué página nos llevará un enlace concreto. Para ello, solo tenemos que pasar el puntero del ratón por encima del enlace (sea texto o imagen) y veremos la página web de destino.

En el caso 1

barra-de-estado-anuncios

Si os fijáis, al pasar el puntero del ratón por encima del botón «Descarga directa», aparece en la barra de estado una dirección que no tiene nada que ver con la web en la que estamos: «yieldmanager.adbooth.net». Si hacemos clic aquí, nos levará a una bonita página de publicidad. Así que el consejo es que siempre miréis en la barra de estado a qué página os lleva ese enlace en la imagen o texto. Lo demás es sentido común.

Aunque a veces se suele disimular la dirección, normalmente veremos cosas como estas. Recordad que «Ad» en inglés siginifica «anuncio». Si veis algo con esa palabra, intentad evitarlo.

En el ejemplo 2 nos encontramos con lo mismo:

barra-de-estado-anuncios02

Como veis, la página a la que nos lleva el botón naranja es otro anuncio. El lugar correcto en el que hacer clic es «Ver online Magic Mike», que nos muestra un enlace a www.cinetube.es.

2. Muchas barras de buscadores. Te juro que eso estaba así…

Otro de lo males de la publicidad es el de las barras de herramientas. Es decir, las que se instalan encima o debajo de la caja en la que ponemos la dirección de la página web a la que queremos acceder. Lo normal es tener algo parecido a esto:

barra-herramientas-normal

Y no algo como esto:

barra-herramienteas-anuncios

Vale, la imagen es algo exagerada (¿o no?) y en cualquier caso, sirve para ilustrar el ejemplo. ¿Por qué ocurre esto? Pues porque el usuario instala todo lo que pilla sin prestar atención o le da a «Aceptar» en cualquier ventana que aparezca mientras navega.

Durante el proceso de instalación de una aplicación se van mostrando diferentes ventanas en las que se nos informa de algo o se nos pide que marquemos/desmarquemos alguna opción. Lo más típico es que encontremos opciones ya marcadas como «Deseo instalar la barra de herramientas de tal y cual». Un par de ejemplos claros:

instalar-barra-herramientas-babylon

Y la famosa barra de Ask.com:

instalar-barra-herramientas-ask

3. Me ha llegado una factura de 4000 € y no sé por qué

Se nota que me gusta exagerar, pero es que así el tema asusta más y se le presta más atención. Una de las técnicas más viles y ruines que existe hoy en día en Internet para sacarnos los cuartos es la de pedirnos nuestro número de teléfono móvil para satisfacer cierto objetivo. Este se divide claramente en dos diferenciados.
[list type=»arrow»]

  • Objetivo para el usuario que pica: Conseguir algo «gratis» (acceder a una información concreta, descargar algo, ver vídeo en streaming, etc.).
  • Objetivo para el anunciante: Embolsarse todos los meses una buena cantidad de dinero a costa de la inocencia e ingenuidad de los usuarios.

[/list]
Es normal encontrarte con anuncios en páginas que prometen las mil y unas maravillas de Internet: descargas de películas, libros electrónicos, canciones, acceder a los resultados de una encuesta, puntos extra para tu cuenta en Milpremiosgratis, etc.

Habrá casos en los que será necesario dar el número de teléfono, en páginas de confianza o que conozcamos. Por ejemplo, si solicitamos algo a través de Internet en la oficina virtual de alguna administración pública. Casos contados aparte, lo que solemos encontrar es algo como esto:

anuncios-telefono-spam-01

A esta web se llega desde una de las páginas anteriores de descarga de películas. Aunque parezca mentira, muchísimos usuarios pican y esperar poder acceder a lo «prometido» después de esta pantalla. Lo importante es lo que dice la letra pequeña:

He cogido este texto de otra web similar. Como podéis comprobar, esto nos puede costar 30.25 € al mes. IVA incluido, eso sí.

Espero que estos ejemplos os ayuden o puedan ayudar a conocidos, familiares y amigos a no caer en estas cosas. A partir de ahora, voy a mandar a más de un familiar mío a este artículo cada vez que me haga alguna pregunta relacionada con esto. Si sabéis de algún otro tipo de «técnica avanzada de marketing» como estas, os agradecería que lo comentaseis.

 

Comenta algo

3 comentarios

  • Pues yo ya pique. En el caso de Elite torrent me pidio el numero de telf. y se lo di. Despues lei la letra pequeña y vi lo de los 30 y pico euros de mensualidad maxima . Ahora bien , no se si es fijo la mensualidad (aunque no te bajes nada) o solo te van cobrando cada vez que ingresas el numero de telefono para bajarte algo. Si es esto ultimo lo llevan claro por que no me pienso bajar ni una put…pelicula de esa web.
    De todas maneras ya me di de baja » supuestamente enviandoles un mensaje de » BAJA» a un numero de 6 digitos.
    Gracias por el porte , me ha servido para no picar mas en esta puñeteras paguinas.

  • Muy buen artículo, claro y explicativo… Lo de los toolbar no es para nada exagerado 😛 Me cansé de limpiar y optimizar la pc de familiares y amigos que estuvieron así.

    Saludos